La Motricidad Fina

10 ago.

La Motricidad Fina

Qué es y en qué se diferencia de la motricidad gruesa

Una pregunta que se hacen muchos padres es ¿qué es la motricidad fina? De hecho, muchos han oído hablar de ella, pero no conocen su significado exacto, ni en qué se diferencia de la motricidad gruesa. Por eso hoy vamos a arrojar algo de luz sobre este tema. No te muevas de tu sitio, que comenzamos.

¿Qué es la motricidad fina?

La motricidad fina, también conocida como psicomotricidad fina, es la encargada de trabajar el movimiento preciso de las extremidades del cuerpo humano, como puede ser el desarrollo de actividades del tipo de la escritura.

Para ello, debe haber una perfecta combinación entre el cerebro, los músculos corporales y el sistema nervioso. Ellos activan los pequeños movimientos de dedos de las manos y pies, muñecas y tobillos, labios, etc. Es decir, activan pequeños grupos musculares.

Así pues, con la motricidad fina se promueven acciones que requieren de gran coordinación, como puede ser el coger con las manos objetos pequeños, manejar un lápiz o pincel, gesticular con los dedos, teclear, saborear, etc.

Como es lógico, la psicomotricidad fina tiene que ser trabajada desde que los niños son pequeños. Luego, según crecen, se va desarrollando esta habilidad hasta alcanzar un control perfecto durante la adolescencia y la edad adulta.

Para trabajar correctamente la motricidad fina, existen ejercicios como la escritura, juegos específicos, deportes de mano, etc. Todos ellos se basan en el logro de una sinergia perfecta en el cuerpo humano.

Diferencias entre la habilidad motora fina y gruesa

Por otro lado, la motricidad gruesa, que también requiere de la coordinación entre músculos, cerebro y sistema nervioso, se refiere a la activación simultánea de grandes grupos musculares, para realizar actividades como el caminar, escalar, saltar, gatear, etc.

De aquí sabemos que las grandes diferencias estriban en:

  • - Activación del número de músculos (la gruesa necesita un grupo mayor y de más tamaño que la fina).
  • - La psicomotricidad fina requiere del uso de dedos básicamente, mientras que la gruesa usa piernas, brazos, torso, etc.
  • - Las acciones finas son más pequeñas y requieren generalmente de mayor habilidad que las gruesas.
  • - Se controla antes la motricidad gruesa que la fina. Esta última requiere de un cerebro más maduro.
  • - La habilidad motora fina incluye otros movimientos, como gestos con los labios, por ejemplo.

Ya conocemos un poco mejor en qué consiste la motricidad fina, y sus grandes diferencias con las habilidades motoras gruesas. Sin duda, esta información es muy útil a la hora de elegir juguetes para el niño, por ejemplo, para acertar con el artículo perfecto según la habilidad, edad y gustos del pequeño. ¡Apuesta por el desarrollo perfecto e integral de los chicos!

Le proponemos leer sobre motricidad gruesa, en este post de Ses Creative España...

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código